9 de septiembre de 2015

fugaces




Otro día en la búsqueda de lo real. No he encontrado nada, solo fantasías, besos
fugases y recuerdos olvidados por otras miradas. Así es esta vida. Hoy conocí a alguien y nos miramos, nos gustamos y nos acostamos, fue algo rico, lo disfrutamos, nos sentimos bien. El día acaba y acaba nuestro disfrute, nos despedimos con ganas eternas de volvernos a ver.

Otro día en la búsqueda de lo real, me escribe aquella persona de ayer, le escribo yo también, al parecer nos extrañamos y queremos volver a vernos, tal cual como lo dijimos al despedirnos. Se queda todo en simples ganas, y ya no me escribe, tampoco le escribo. Acaba todo.

Otro día en la búsqueda de lo real, conozco a alguien, nos miramos, nos gustamos, pero esta vez terminamos en una heladería, me cuenta algo de su vida, de su pasado y de cuanto ama a su ex, me siento rechazado. Acaba todo.


Otro día en la búsqueda de lo real, ya ni yo lo soy. Me he convertido en uno más de aquellas personas que solo hacen creer y se hacen creer a sí mismos que buscan algo real. La realidad no existe, para todos hoy en día, la única realidad es fingir y morir fingiendo en tener algo real.