8 de marzo de 2018

Un ser llamado Mamá


Una vez soñé con ser astronauta y las estrellas cayeron a mis pies. Supe que el universo entero fue creado por mamá, ella lo hacía todo posible. El sol no giraba a nuestro alrededor, lo hacía alrededor de ella. Conspiraba de mano de la naturaleza para traerme lluvia en mis días triste, para quedarme en sus brazos calurosos y dulces. Fui astronauta, pero yo fui su misión.


Ta vez papá hacía su papel muy bien, pero ella… decidía que estaba o no bien. Siempre la escuchaba gritar, pero sin alzar su voz maternal. Miles de veces se quitó la chancla y la convertía en un misil de la nasa. Esa noche la escuché llorar, algo me dijo que papá ya no estaba haciendo bien su papel,¿Qué papel cumplía mamá?

Mamá, no era simplemente mamá. Ella lograba ser todo lo que yo quería, quizá porque eso hacía todo el tiempo. Quererme. Lo hizo cuando aquella noche no llegué, cuando aquel día le grité, lo hizo incluso cuando ni yo me quería. Hay quienes predicen el futuro y nos advierten para que nos cuidemos, también existen quienes nos dan para saltar y bailar, pero nadie en este mundo puede ser como esta persona tan especial, un ser al que yo llamo Mamá.

Hoy ya no estoy en sus brazos , pero de algo estoy totalmente seguro y no fallo, si le digo que tengo un sueño...ella no descansará hasta hacérmelo realidad.

Mamá es y será la única mujer que quiero tener en mi vida.